Origen: Un vallekano en Rumania / Un vallekan în România: Comunicado del Partido Socialista Rumano (PSR) sobre las protestas de Rumania

Hemos traducido el Comunicado del Partido Socialista Rumano (PSR) (nombre adoptado por el Partido Comunista tras la prohibición por la justicia rumana de tener ese nombre) acerca de las protestas que se están llevando a cabo en los últimos día en Rumania, en el cual se señalan quienes son los principales perjudicados por las medidas tomadas por el Gobierno actual y, por ende, los principales beneficiarios de la lucha en la calle contra el Ejecutivo y el Parlamento votado mayoritariamente en las elecciones del pasado diciembre (las negritas son del original, las notas nuestras):

Comunicado 

El Partido Socialista Rumano, entendiendo la frustración acumulada durante 27 años de robo a través de las políticas y decisiones promovidas por todos los gobiernos, parlamentos y presidentes de Rumanía, con la complicidad condenable de fiscales y jueces, constata, con satisfacción, que un número apreciable de rumanos se atreven a expresar su deseo de lucha contra los corruptos y la corrupción.

ro7dpas1Sin nada que decir en contra de la libre expresión de los ciudadanos, que tienen motivos de sobra para protestar frente a todas las desgracias que han caído durante estas décadas sobre Rumanía, llamamos la atención sobre el hecho de que existe un gran peligro de que el resultado de las manifestaciones se vuelva contra ellos, de que los manifestantes de buena fe se conviertan en víctimas de los grandes grupos de presión cuyos intereses son contrarios a los de la mayoría del pueblo rumano.

El Partido Socialista Rumano quiere cumplir con su deber de informar a los manifestantes de que los más afectados por las nuevas medidas adoptadas por el Gobierno son las compañías multinacionales que, desde este momento, tienen que aumentar el salario mínimo a 1450 lei e, implícitamente, pagar más impuestos al Estado por la cantidad pagada. Al mismo tiempo, quienes dirigen las grandes corporaciones, en general extranjeros, tienen ingresos muy altos y estarán, a partir de ahora, obligados a pagar la Contribución a los Seguros de Jubilación y Paro (CAS) y la Contribución al Sistema Sanitario (CASS), impuestos que, hasta ahora, tenían un límite máximo de cinco veces el salario mínimo de la economía (*) !Atención! De esta exención de pagar los impuestos integrales CAS y CASS se beneficiaban igualmente, junto a otros, los magistrados, jueces y fiscales, al igual que los trabajadores de los servicios de información. Además, las compañías extranjeras, siendo conocido su ánimo de defender sus ventajas, están obligadas a reaccionar también contra las medidas por las que son aprobadas facilidades sustanciales a los jóvenes empresarios, lo que llevará al desarrollo del capital autóctono (**).

En consecuencia, siendo bien conocido que, en general, los beneficios de las multinacionales se traduce en pérdidas de sus empleados y, de forma indirecta, de la mayoría de los rumanos, pues sus ganancias nacionales son transferidas sin vergüenza a sus países de origen o paraísos fiscales, el PSR insiste en que los manifestantes tienen que asumir el riesgo de descubrir que, más tarde o más temprano, el supuesto éxito de las protestas va a volverse contra ellos.

750px-flag_of_pcr_svgSiendo también conocido el hecho de que las instituciones europeas y las embajadas de determinados estados en Rumanía están interesados en quedarse y apropiarse de parte de la riqueza de todos los rumanos, el Partido Socialista Rumano llama la atención sobre el peligro externo que se amplifica por la internacionalización de los problemas internos, incluso por el que se llama Jefe de estado,  Klaus Werner Iohannis, el presidente de “mi partido”, de “mi Gobierno” y de “mi Parlamento”(***) y de los títeres que corren con sus quejas en las “altas cancillerías” y que no hacen otra cosa que confirmar el estatuto de colonia europeo-norteamericana de Rumanía.

El PSR pide a todas las personalidades e instituciones que, en lugar de instigar y coordinar las acciones para no respetar la voluntad de la mayoría, pongan fin a la manipulación de “mis rumanos de la calle” y aseguren las condiciones legales de funcionamiento del Parlamento y del Gobierno, únicas instituciones implicadas constitucionalmente en la función de legislar.

Al mismo tiempo, no podemos mas que constatar que el actual gobierno y los parlamentarios de la coalición parlamentaria que lo apoyan son víctimas también de las políticas promovidas por sus partidos en los últimos 27 años. Como afirma el dicho popular, “quien siembra vientos recoge tempestades”. 

Para terminar, el Partido Socialista Rumano hace un llamamiento al Gobierno, al Parlamento, a todos los partidos que lo forman, pidiéndoles que tengan cuidado con lo que hacen porque, ¡no dentro de mucho tiempo serán obligados a pagar las consecuencias! Es algo que concierne a todos los rumanos.

Comité Director del P.S.R.****
04.02 2017

* Es decir, siendo el Salario Mínimo de 1250 lei, (270 euros brutos) solo tenían que pagar el impuesto correspondiente a 6250 lei (unos 1380 euros). Todo lo que superaba esta cantidad estaba libre de ambos impuestos. Ahora los grandes salarios tendrán que cotizar por todo lo que ingresan.

** También se han aprobado medidas para fomentar la producción local, frente a las importaciones.

***Referencia a las palabras de K.Iohannis en la Cumbre de Malta de este fin de semana acerca de “sus rumanos” (“my romanians”), y a su lucha continua por controlar el gobierno, el parlamento y la justicia.

**** El PSR se ha olvidado de otra medida esencial del programa del gobierno que afecta a las multinacionales: el aumento del 5% al 16% del impuesto a las empresas con altos beneficios.

Anuncios